Museo de Pérgamo

El museo más conocido y visitado de Berlín, construido en 1930 fue el último en terminarse en la isla de los museos. Imita un templo babilónico donde podremos visitar un gran espacio artístico dividido en tres grandes colecciones.

EL NOMBRE DEL MUSEO

Durante el S.XIX muchos arqueólogos alemanes trabajaron en Oriente próximo, principalmente por las zonas de Turquía e Irán. Descubriendo grandes hallazgos, varios de estos descubrimientos han sido restaurados o simplemente traslados hasta el museo de Berlín. Una de las obras más importantes halladas fue en altar de Pergamo, en la actual ciudad turca de Bergamo durante las décadas de 1870 y 1880, de dicho descubrimiento recibe el nombre el museo.

LAS COLECCIONES DEL MUSEO DE PERGAMO

La primera colección

Museo de Pergamo, Berlín

Nada más entrar en el edificio, en el primer vestíbulo nos encontraremos directamente con la joya del museo, el altar de Pérgamo. Las ruinas traídas desde Bérgamo a Berlín fueron después restauradas y completadas ya en la capital de Alemania. Los hallazgos principales fueron los fragmentos de los frisos que rodeaban el altar. A día de hoy podemos observar una reconstrucción del lado oeste del altar. Los frisos del lado sur, norte y este del altar representan alegorías de la lucha entre el bien y el mal o batallas entre dioses y gigantes. En la parte superior donde estaba el patio del altar también hay otros frisos donde cuentan la historia de Télefo, el fundador de Pérgamo.

Si pasamos hacia el ala derecha veremos la reconstrucción de la puerta del mercado romano de Mileto, un importante puerto del mediterráneo, era una ciudad que se encontraba en la actual costa occidental de Turquía. Construida sobre el 120 d.C es una inmensa puerta con unas dimensiones de 29 m de ancho y unos 17 m de altura. La maqueta de la importante ciudad comercial de Mileto también puede verse en la sala.

En el Ala norte de la primera exposición encontraremos elementos arquitectónicos griegos y nueve salas que van en línea recta donde se muestran ejemplos principalmente del arte griego helenístico.

La segunda colección

Museo de Pergamo, Berlín

En la segunda parte del museo vamos hacia la parte destinada al Museo del Antiguo Oriente Próximo. Lo más destacable y también lo primero que encontraremos nada más entrar en la exposición es la puerta de Astarté, del S.VI a.C. La puerta adornada con ladrillos de cerámica vidriada azul, dragones y toros en relieve. El pasillo central está también decorado de paredes azules y se representan leones en movimiento. Es una pequeña muestra de lo que se expone en Babilonia.

En la exposición también hay que destacar varias salas, la 7 donde hay decoraciones de cerámica vidriada con excelente relieves, la sala 2 con hallazgos de la antigua Siria y una reconstrucción parcial de una parte del muro de la ciudadela o las salas 10, 11 y 12 con relieves asirios originales.

La tercera colección

Museo de Pergamo, Berlín

En el piso superior del Museo de Pérgamo encontramos el Museo de Arte Islámico donde destaca principalmente una excelente colección de alfombras orientales. Las alfombras las consiguió el fundador del Bode-Museum. Durante el S.XIX surgió entre la alta sociedad una pasión por el arte islámico y su cultura.

 

En la colección también destaca la sala 4 dominada por un minhrab procedente de la mezquita de Maidan y en la sala 5 donde encontraremos otro minhrab del S.XIII.

UNA VISITA OBLIGADA

Sin lugar a dudas en uno de los lugares más recomendados y visitados de Berlín, una auténtico paraíso para los amantes del arte y las diferentes culturas. Imprescindible en la visita a Berlín.

UBICACIÓN

Bodestraße, 1-3. Berlín, Alemania.

PRECIO DE LA ENTRADA

  • Adultos: 13 €.
  • Niños: 6,5 €.

CÓMO LLEGAR

  • Metro: Friedrichstraße, línea U6.
  • Tren: Friedrichstraße, líneas S1, S2, S5, S7, S9, S25 y S75.
  • Autobús: Straatsoper, línea TXL; Lustgarten, líneas 100 y 200; Friedrichstrasse, línea 147.