Puerta de Brandeburgo - Berlín

INTRODUCCIÓN

La metáfora de las ciudades como organismos vivos no es nueva y ha sido utilizada por muchos autores de las más diversas disciplinas. De hecho es fácil hallar similitudes entre ellas y los organismos celulares, con sus habitantes, medios de transporte, vías de comunicación, etc. Como los organismos vivos las ciudades surgieron o “nacieron”, se desarrollaron o “crecieron”, algunas sufrieron cambios o “metamorfosis”, incluso algunas fueron destruidas o “murieron” y resurgieron de sus cenizas como es el caso de Berlín, después de la devastación que sufrió en 1945 con la 2ª Guerra Mundial. Continuando con la metáfora de los organismos vivos, desde Buendía Tours (www.buendiatours.es), nos gustaría hablar del “corazón” de las ciudades, aquella parte, ya sea un edificio, un monumento, una plaza o lugar, que podemos considerar que bombea, riega, nutre, aporta, alimenta, al resto de la ciudad. Y de la misma manera que en Roma podemos considerar que ese lugar es el Coliseo, en París es la Torre Eiffel, en Venecia es la Plaza de San Marcos, en Santiago de Compostela es La Catedral, en Berlín sin menospreciar a otros lugares como ocurre en el resto de las ciudades de las que hemos hablado, nos decantamos por la Puerta de Brandeburgo (Brandenburger Tor). Para la mayoría de los ciudadanos del mundo la Puerta ha sido un símbolo en el pasado de la división alemana durante la Guerra Fría, y lo es ahora en el presente en este caso, como símbolo de la paz y la unidad de la reunificada nación alemana.

HISTORIA DE LA PUERTA DE BRANDEBURGO, BERLIN

Puerta de Branderburgo - Historia - Buendia Tours - Berlin

Las vicisitudes por las que ha pasado esta estructura han sido múltiples a lo largo de su existencia y esa larga existencia, pone de manifiesto su pervivencia y el hecho que podamos considerar a la Puerta de Brandeburgo, el corazón de la ciudad de Berlín. Su historia, en su formato más próximo al que conocemos, comienza en el año 1788, cuando el monarca Federico Guillermo II de Prusia encarga al arquitecto Carl Gottahard Langhans su construcción. En su origen, y en otro formato, forma parte de la muralla construida alrededor de Berlín entre 1734 y 1737, y servía de acceso al interior de la ciudad y como punto de control de mercancías, cobro de impuestos, etc. Junto a esta puerta existieron otras 17, en total 18, cuyos nombres indicaban el destino al que se salía desde cada una de ellas. Solo sobrevivió la de Brandeburgo.

Como ejemplo de su importancia y simbolismo, el monumento ha sido testigo desde su construcción de muchos hechos históricos, como muestra de ellos, la misma noche del nombramiento de Hitler como canciller el 30 de enero de 1933, se organizó un desfile por Berlín y miles de soldados de asalto de cuello pardo y miembros de las SS pasaron por debajo de la Puerta de Brandeburgo, no sería la última vez, sino la primera de muchos actos de propaganda de la maquinaria nazi. El final de la Guerra trajo consigo la devastación de Berlín de la que no se libró nuestra amiga, aunque consiguió sobrevivir. Una de las últimas actuaciones conjuntas de los dos Berlín, el Oriental y el Occidental en 1961, antes de la construcción del Muro de Berlín, fue la restauración de la Puerta. Sin embargo, a partir de ese momento pasó al ostracismo más absoluto ubicado en lo que en su día fue el Berlín Oriental.

Fue en este mismo lugar en el que Ronald Reagan en 1987 lanzó su severa expresión “¡Sr. Gorbachov, derribe este muro!”, en un discurso pronunciado a los berlineses occidentales. Con la caída del Muro de Berlín el 9 de noviembre de 1989, se inicia un proceso de cambio dentro de las dos Alemanias, así como en la propia ciudad de Berlín, un hito importante en ese camino iniciado, tiene su punto de partida en la Puerta de Brandeburgo con la apertura del paso fronterizo en esa zona el 22 de diciembre de ese mismo año 1989, de manera que se podía pasar de nuevo con libertad por este lugar y de nuevo pone de manifiesto la simbología y la recuperación del lugar tanto para los berlineses como para todos los ciudadanos del mundo. Descubre toda la historia de Alemania en nuestro Tour al campo de concentración de Berlín.

LA ESTRUCTURA

Puerta de Branderburgo - Estructura - Buendia Tours - Berlin

En sí la construcción se muestra imponente con sus 26 metros de altura, 70 metros de longitud y 11 metros de anchura. Se levantó en piedra arenisca, con columnas dóricas, posee tres cuerpos, uno central más alto y dos laterales más salientes. El cuerpo principal posee cinco pasillos de calle, en donde el central es algo más ancho que los laterales. Hay en toda la estructura, relieves que representan a los dioses Hércules, Marte y Minerva, algo propio del estilo Neoclásico.

El arquitecto se inspiró en los propileos que conformaban el acceso a la Acrópolis de Atenas, y consistían en unas antiguas puertas clásicas que daban acceso al Partenón y el Erecteión.

La escultura de la “Cuadriga” que corona La Puerta de Brandeburgo, en su ático, realizada en bronce, obra de Johann Gottfried Schadow, fue colocada en la cúspide del monumento dos años más tarde de su construcción, en 1973. La escultura muestra una estatua de la diosa de la Victoria conduciendo un carro tirado por cuatro caballos. La estatua permaneció en su lugar durante poco más de una década, antes de caer en las garras de Napoleón Bonaparte y su Gran Ejército. Después de ocupar Berlín y marchar triunfalmente bajo los arcos de la Puerta, Napoleón ordenó que la Cuadriga fuera desmantelada y enviada a París hasta 1814, cuando los soldados prusianos capturaron París, después de la derrota de Napoleón. La cuadriga se devolvió a Berlín y una vez más se instaló en la parte superior de la Puerta de Brandeburgo, esta vez con un solo cambio: como símbolo de la victoria militar de Prusia sobre Francia, se agregó una cruz de hierro a la estatua. La cruz se retiró más tarde durante la era comunista, y solo se restauró permanentemente en 1990 durante el proceso de unificación de Alemania.

Señalar por último que el monumento ha sufrido diferentes restauraciones, la más importante y de carácter completo se efectuó entre 2001 y 2002 y trajo consigo que durante 22 meses la Puerta estuviera oculta a la vista de los visitantes.

ALREDEDORES DE LA PUERTA DE BRANDEBURGO, BERLIN

En uno de los laterales de la Puerta de Brandeburgo, se encuentra uno de esos lugares que independiente de su sencillez, no puede dejar de visitarse, se trata de la Sala del Silencio (Raum der Stille), porque simplemente traspasar esa puerta que pone silencio produce una sensación que es necesario experimentar para saber y decir que has estado en Berlín. Una vez dentro, como decíamos la sencillez de unas sillas, un tapiz de Ritta Hager y el silencio más profundo. Es un lugar absolutamente neutral, de encuentro, reflexión y exhortación pacífica contra la violencia y la xenofobia. ¡No os lo perdías! y Visitar Berlín. La Puerta se encuentra enclavada en la Plaza de París (Pariser Platz), se trata de la plaza más grande de Berlín, por ella han desfilado ejércitos, ha sido testigo de la destrucción durante la Segunda Guerra Mundial, y en 1990 tras la reunificación fue restaurada completamente. Enclavada en la misma Plaza de París, también puede ser visitada la Academia de la Artes, se trata de un edificio muy bonito y singular en cristal, en la que se presentan exposiciones artísticas y de documentación, además de instalaciones temporales y conferencias de la Academia, conciertos, lecturas, representaciones de danza, teatro, películas. En el edificio nuevo se integran las salas de tragaluz renovadas en 1906 que fueron el lugar de exposición de las obras de Max Liebermann. La planta baja es de acceso público y cuenta con galería, cafetería y librería. Haz un tour diferente con nuestros guías en el Free Tour altenativo de Berlin

No muy lejos se encuentra el Monumento al Holocausto de Berlín, se trata de 2711 bloques de hormigón de diferentes alturas que forman una obra arquitectónica en memoria de los judíos asesinados en Europa y punto de recuerdo de unos de los episodios más oscuras que le han ocurrido a la humanidad. Conoce los lugares más interesantes de la ciudad en nuestro artículo de qué ver en Berlin

UBICACIÓN DE LA PUERTA DE BRANDEBURGO

La Puerta de Brandeburgo se encuentra ubicada en la Plaza de París, zona muy céntrica de Berlín y como casi todas las veces os animamos a que si podéis y hace buen tiempo os acerquéis a la misma dando un bonito paseo por la zona, así podréis disfrutar del bonito ambiente de la misma.

Pariser Platz 1

10117 Berlín

Coordenadas GPS

Co 52° 30′ 58.609″ N, 13° 22′ 39.726″ E

En decimal: 52.51628°, 13.377702°

COMO LLEGAR A LA PUERTA DE BRANDEBURGO

  • En Metro
    • Brandenburger Tor U55
  • En Tren
    • Brandenburger Tor S1/S2/S25/S26
  • En Autobús
    • Berlín, Reichstag/Bundestag 100
    • S+U Brandenburger Tor 100 TXL
    • Berlín, Behrenstr/Wilhelmstr. 200/N2

HORARIO

El horario es ininterrumpido, de manera que podemos ir a cualquier hora del día de la noche y todos los momentos tienen su encanto. Si os animáis podéis aprovechar nuestro Tour Gratuito en Berlín, así que aprovechar y Visitar Berlín.

PRECIO

El precio es de los que nos gusta a todos, 0 euritos.

Después de todo lo expuesto tenéis a vuestra disposición nuestros tours imprescindibles en Berlín, (https://www.berlin-tours.es/visitas-guiadas.html)

Para más información no olvidéis visitar nuestra página web: www.buendiatours.es